Los claveles de Tolstoi: la escritura y lo que significa

Cinco razones para leer los cuentos de Guillermo Ruiz Plaza.

Al comentar qué nos pareció un libro con otra persona, se habla de varios aspectos, como el uso de recursos y figuras literarias, el manejo de las emociones e interés del lector o el significado que le hemos atribuido a partir de nuestra experiencia. Los claveles de Tolstoi (2021, editorial 3600) es una colección de seis cuentos largos, escritos por el paceño Guillermo Ruiz Plaza, capaz de generar charlas entrañables bajo el confort del café u otras bebidas más fuertes.

173

Comparto cinco razones que yo hallé para recomendar la lectura de este libro, segura de que otros lectores encontrarán las suyas.

  1. La Historia

En dos de los seis cuentos se hace referencia a momentos clave de la historia del país. Por ejemplo: la presencia y actividades de Klaus Barbie en Bolivia se mencionan en el cuento titulado Weber y el golpe de García Meza es parte del clímax de Bravo (mi cuento favorito), en el que también la final de la Copa América del 97 es el espacio donde se encuentran dos personajes. Aunque las referencias históricas están presentes solo como un pincelazo, pienso que estas son el hilo que une y define el destino de todos los personajes.

  1. La desilusión

¿Quién no se ha enamorado sin ser correspondido alguna vez? ¿Quién no soñó con ser un gran escritor y terminó estudiando Derecho? ¿Quién deseó y poseyó a la mujer del prójimo y luego tuvo que fingir demencia para salvar la vida?

A los personajes de Ruiz Plaza los marca la Historia, pero también una constante desilusión. Persiguen un destino que no pueden alcanzar. Esta constante es como la vida misma, por lo cual es fácil imaginarlos como personas reales: amigos de nuestros padres, compañeros de la universidad o uno de esos amores fugaces que alguna vez tuvimos.

  1. La escritura

Sentir empatía por lo que les sucede a los personajes no sería posible sin la delicadeza y realismo que imprime Ruiz Plaza en su escritura. Sus relatos se desarrollan con un signo a momentos de dulce tristeza, en otros de intensa ansiedad; el autor construye frases y situaciones que llegan a devastar esa parte del cerebro que solemos llamar corazón.

  1. El universo

Las historias que se cuentan en Los claveles de Tolstoi, además de estar conectadas entre sí, guardan relación con los personajes y situaciones narradas en Días detenidos (Premio Nacional de Novela, 2018) y en la novela posterior El hombre tocado de viento (2022, Editorial 3600). Es así que Ruiz Plaza crea un universo referencial propio.

  1. La estructura

Cuando acabé de leer el libro, me di cuenta de que había hecho un pacto diferente al que por lo general uno hace cuando lee ficción. Sentí que hice un pacto más intenso, un pacto multiplicado por seis, y esto se debe posiblemente a la estructura que tiene el libro, pues funciona como parte ―ya que cada cuento puede leerse por separado― y como un todo ―porque todos guardan relación entre sí―. Fui testigo de los acontecimientos narrados por diferentes voces, acompañé situaciones adversas e identifiqué objetos que parecían moverse entre un relato y otro.

Es como si cada cuento fuera un peldaño de una escalera por la que subimos lentamente. Cuando terminé de leer la última frase del libro, llegué a comprender su primer epígrafe y, junto con él, comprendí que yo también fui parte de las historias que se tejieron.

En algún lugar leí que a través de la lectura podemos vivir mil vidas en una sola. Me quedé con la sensación de ser uno más de los personajes de este libro de cuentos. Quizás algún día encontraré los claveles de Tolstoi.

17 me gusta
202 vistas