El señor don Rómulo

Cinco razones para leer esta novela de Claudio Ferrufino-Coqueugniot.

El señor don Rómulo narra la historia de un hombre guapo, rubio, de ojos celestes, y de familia adinerada, y cuya principal satisfacción se encuentra en las mujeres y lo que ellas puedan ofrecerle. El escenario es una Cochabamba poscolonial sumida en una cotidianeidad violenta entre sus pobladores. 

79
Amor, erotismo, violencia, esclavitud, muerte y sarcasmo… Todo esto y más se puede encontrar en El señor don Rómulo.

La historia cuenta con muchos atributos que la hacen muy llamativa, algunos de ellos son:

  • La presentación de una trama que acontece sin ningún tipo de pausa o descanso. Es un relato atrapante que obliga a seguir la enredada vida del protagonista y sus allegados de principio a fin. 
  • La narración, a cargo de un personaje que no es precisamente el señor don Rómulo, está pensada en resaltar la presencia de múltiples voces, de forma que la explosión de los distintos sentidos que supone un relato brindado desde diferentes perspectivas puede ser percibida con mayor facilidad. Esta historia da paso a un viaje que no reconoce las barreras entre tiempo o espacio; viaje en el que resaltan sobre todo dos cosas: el erotismo y la violencia. 
  • El ambiente en el que se desarrolla esta trama; mismo que abarca desde la época en que la república tuvo sus inicios hasta la guerra del Chaco, y un futuro que para nosotros es pasado; está lleno de violencia y no solo se enmarca esta actitud entre patrón e indio, propia de la época en la que sitúa la trama, sino que se encuentra presente en todas las posibles relaciones que pueda haber, como entre un esposo y su mujer, por ejemplo, o entre personas de diferente estatus social, incluso entre los mismos indígenas. Violencia que es presentada de manera agría y sarcástica, se burla de cualquiera que no sea un personaje con autoridad dentro su contexto, incluyendo una falta de respeto a la muerte y a la religión, presencia que llena la historia de verosimilitud. 
  • Por otra parte, el erotismo y las relaciones románticas que se plantean en la historia están pensadas de manera profunda; para el ojo de un lector atento, la noción que se presenta sobre lo que se podría considerar amor también se adentra en ese juego de poderes. 
  • Finalmente, otro elemento especial de la narrativa es el lenguaje empleado, tanto acontecimientos como los distintos temas mencionados en la historia, son tratados con un lenguaje metafórico que, en lugar de entorpecer el entendimiento de una situación, ayuda a exaltarla e impregnarla de una profundidad distinta. Situaciones simples y cotidianas se llenan de una importancia especial y pasan a ser importantes para comprender lo que sucede en la historia. 

Amor, erotismo, violencia, esclavitud, muerte y sarcasmo… todos son elementos cruciales de una obra intrigante y compleja como lo es la enrevesada historia de El señor don Rómulo, quien es un pequeño dios mortal en la vida de los que lo rodean.

15 me gusta
91 vistas