El cónclave de los reinos: cinco razones para adentrarse en un sueño

La literatura de fantasía no es un género muy explorado en Bolivia, pero la novela de Manzaneda Cuéllar nos invita a soñar con otros mundos y culturas, nos desafía a pensar en posibilidades distintas a las de la realidad cotidiana.

Empezando melodiosamente, como si de algo onírico se tratara, El cónclave de los reinos nos muestra un creativo mundo mágico que nace a partir de un pequeño sueño. ¿Qué sucede en este sueño? Es lo primero que descubrirá el lector y, al mismo tiempo, lo que más le entusiasmará comprender. Así, esta novela escrita por Belén Manzaneda cuenta una historia donde muchas historias se unen; diferentes reinos y razas deben coexistir y luchar por mantenerse en pie. Humanos valientes y temerosos, erunadalls fuertes y frágiles, enanos con un orgullo gigante y elfos de distintos colores protagonizan esta aventura hecha novela que, por muchas razones, vale la pena leer.

207
Portada de El cónclave de los reinos, de María Belén Manzaneda Cuéllar (Editorial 3600, 2021).

“Aquello no podía estar sucediendo, no podía”.

Primero. La novela está llena de sucesos impactantes que dejarán al lector sorprendido y atento en todo momento. Desde el inicio ya se presenta un problema fatal: una trágica visión del futuro y un ataque que promete ser el inicio de algo peor.

“El tiempo es lento y todo lo verde se marchita”.

Segundo. Se muestra vívidamente la crueldad de una guerra. Explorando todas las emociones que se puede sentir ante una tragedia, la novela presenta de manera única esta guerra que, poco a poco, se hace cada vez más cercana. El temor y la valentía pueden sentirse dentro de cada personaje, que también se encuentran en medio de una batalla consigo mismos y contra sus adversarios.

“La poesía y la realidad son conceptos que soy incapaz de entrelazar”.

Tercero. En este mundo tan hostil, todos los personajes tienen un rol asignado y muchas expectativas sobre ellos, pero los acompañaremos en ese proceso de aceptarse a sí mismos y construir un nuevo mundo desde lo que les tocó ser. Este libro muestra fuertemente la humanidad en cada diálogo y en cada acción: dudas, certezas y errores acompañan la montaña de emociones que muestra cada nuevo capítulo.

Martran-hí edon rik (muéstrame a dónde ir)”.

Cuarto. Cada pequeña historia dentro de esta gran aventura tiene toda una muestra de cultura detrás. Existen distintos reinos, todos únicos a su manera y con muchas historias para descubrir. Familias que se separan, enemigos que se unen, personas que deben abandonar su reino y personas que regresan luego de muchos años. Incluso el lenguaje que utiliza cada reino muestra la originalidad y creatividad que la autora plasma en cada rincón de este mundo fantasioso.

“Nuevo sol brillará sobre los campos cuando vuelva a verte”.

Por último. No se puede ignorar la personalidad única de cada personaje, haciendo que cada uno de ellos se sienta cercano; todos son personajes que sientes parte de ti. Cada protagonista de esta historia tiene sus propias virtudes y los lazos que se crean son puros y fuertes. Ya sean personajes dignos de amar o no, al terminar el libro solo existe la certeza de que son personajes que quieres volver a encontrar.

Estas son solo cinco razones de muchas que podría dar para recomendar esta novela de literatura de fantasía, un género poco explorado en Bolivia, pero que ya tiene una gran exponente en María Belén.

21 me gusta
206 vistas